“La gran renuncia”: ¿Qué pasaría si dejamos de usar el celular?

En un mundo donde el teléfono celular pasó a ser un imprescindible, algo mucho más significativo que un simple aparato, la premisa de “La gran renuncia” es más que propicia: ¿qué haríamos si no lo atendiéramos nunca más? ¿Y si a eso le sumamos el hecho de dejar de consumir redes sociales?

Desde ese punto, Lisandro Fiks, uno de los actores y director de la obra se inspira en la original “La fiaca” que Ricardo Talesnik desarrolló a finales de los años ’60 y propone una obra certera, divertida y que, además de brindar un gran entretenimiento deja al espectador reflexionando sobre cuál sería la actitud que tomaría a la hora de dejar de utilizar su teléfono celular.

El principal punto de ventaja que tiene “La gran renuncia” es su gran elenco, desde el rol protagónico de Gastón Cochiaralle (en el papel de Diego), pasando al resto de los artistas como Laura Cymer (Verónica, pareja del protagonista), el propio Fiks (Gustavo, su socio), Romina Fernándes (Jaúregui, la intensa jefa) y Abian Vainstein (sobresaliente en el rol del padre de Diego). A todos ellos se le suma la intervención de Luis Brandoni, en una participación virtual.

La obra gira en torno a una campaña publicitaria que Diego y Gustavo deben llevar adelante junto a un importantísimo cliente, que los obliga a trabajar intensamente y a estar siempre disponibles por cualquier acontecimiento.

Tal motivo afecta la vida social y familiar de Diego, que a raíz de un imprevisto decide dar un paso al costado y dar nuevo rumbo a su vida, incluso reflotando viejos anhelos y sueños que tuvo desde pequeño.

Desopilantes consejos, situaciones hilarantes y una buena puesta visual hacen de “La gran renuncia” una de las propuestas más divertidas y recomendables de la cartelera porteña.

Ahora bien, ¿seremos capaces de vencer a la tecnología al punto de dejar de depender de ella? Solo acudiendo al teatro se sabrá la respuesta.

Lugar: Teatro Picadero (Pasaje Santos Discépolo 1857)

Funciones: Viernes a las 22 horas.

Entradas: Plateanet